viernes, febrero 03, 2006

Las lágrimas de Kali, la Conjuradora.


Yo soy Kali,
la oscura,
la del collar de calaveras,
la que nunca duerme,
la despiadada,
la guerrera,
la amante destructora
cuyo pie se apoya
en la Posibilidad de sí misma,
la Posibilidad
siempre igual a sí misma.

He trocado
la cuerda del ahorcado
por el collar de calaveras
y frente a cualquier expreso
la libertad primera:
ningún deseo,
ningún lamento
ocupará el lugar en el que pueda
surgir la ira,
o la fuerza,
o la calma,
las formas del Poder
que se alimenta de la gran Soledad.

Yo soy la que no es,
la Sola,
la que arranca de sí misma,
aquella que aprendió a cortar
una lágrima
con el filo de su espada
sin que en su acero permanezca
ni un rastro de humedad.

Soy la que nunca más
derramará una lágrima
porque nada posee
salvo su propia fuerza.

Chantal Maillard
(Fragmento)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho el poema, pero quién es el artista?

Por favor, si sabe, díme-- willowhawk@druidspath.com

Gracias!

Anónimo dijo...

Esa soledad oculta entre las palabras muestra una profunda agonía y una sed de venganza ocualta bajo el peso del amor.
Se ama, y, aunque se kiera, es deficil odiar a alguien a kien se kiere. desearía aprender a odiar, pero la más profunda amarguraq invade mi alma.
he encontrado este espacio por casualidad, en una de mis largas noches de insomnio...pero me gusta, sigue asi, seas kien seas...
volvere
Delagua

k-ly dijo...

Yo soy Kali...