domingo, julio 30, 2006

Convaleciente.

Venus Verticordia
Dante Gabriel Rossetti 1864 - 68

Ni siquiera sé por qué empecé este blog. Pero estos seis meses en los que juego a ser Enttropía han coincidido con una época extraña en mi vida, y de escaparate de temas este lugar pronto adquirió tintes de diario. No quería convertirlo en un espacio de exhibicionismo emocional, y sin embargo, ¿cuántas veces he caído en ello?

Ahora voy a contar mi historia.

Todo empezó con un amor. Tenía 23 años y me enamoré casi sin darme cuenta. Era una relación que nunca debió iniciarse y aún así siguió adelante a pesar de todas las dificultades, y eran muchas, a lo largo de varios años. Hasta que no aguantamos más. Para podernos separar creamos un muro de silencio entre nosotros. Un mail de vez en cuando, un "¿cómo estás?", un "cuidate", incoloros e ínsipidos. Y hielo y distancia.

Hasta que todo volvió a empezar, y esta vez era más doloroso y más imposible que antes. ¡Cuanto nos queríamos y no era bastante! Y ese amor que empezó inocente y tierno hacía más daño que nada. Dolor y frustración. Romper y reconciliarse de manera enfermiza. Llorar, sentirse culpable, pedir demasiado o demasiado poco, llorar, amar, llorar. Hasta que se acabó.

Una vez le dije que me cortaría las manos antes que hacerle daño, y sin embargo yo, yo que le adoraba, le estaba destrozando sin querer. Y él, que era la mejor parte de mí, me estaba matando poco a poco, me estaba robando mi presente y mi futuro. Llenaba cada parte de mi ser. Cuerpo, mente y corazón al unísono. Estaba completa y absolutamente entregada a él. Y después, el vacío.


El vacío.


Ya no había una llamada para darme los buenos días y otra que me deseara las buenas noches. Ya no había nada que me llenara, nada. Levantarse de la cama... ¿para qué?, ¿ir dónde? Nada me ilusionaba. El vacío en mi interior. Pero yo quería vivir. Ante todo, quería vivir. Jugué con ideas morbosas mientras esperaba que él volviera a mi lado. No podía vivir sin mí, estaba segura de ello, me lo había dicho llorando cuando la heroína recorría su sangre: me muero sin tí, me muero sin tí...

Así es que al principo me negaba a creer que esta fuera una ruptura definitiva. Al fin y al cabo habíamos roto antes mil veces y mil no habíamos podido evitar correr uno a los brazos del otro. Pero no, esta vez nos habíamos hecho demasiado daño. En mí no quedaban ya ni los restos del naufragio.

Empecé a asumir que se había acabado y como dice la canción "tracé un ambicioso plan: consistía en sobrevivir". El Valium no debía volver a convertirse en una tentación. Por eso he iniciado este confuso peregrinaje en busca de razones para
vivir. He acudido a la psicóloga y a mis amigos. Me divierto y me mantengo en acción. Salir, bucear, nuevos amigos, mucha noche, drogas y alcohol, lo que sea necesario para mantener a ralla el dolor.
Y lo he logrado.

La esperanza
George Frederick Watts 1886

Ahora estoy convaleciente. Soy una mujer que despierta de una larga enfermedad y trata de aprender a vivir. Aprender a no tener miedo, a entregarse, a no pensar. Tengo hambre de vida y toda la fuerza del mundo en mi interior. Será un proceso largo, las heridas son demasiado recientes, demasiado profundas, pero todo irá bien.

No dudo que al final todo saldrá bien. Eso seguro. Al final, siempre sale todo bien.

12 comentarios:

Galahan dijo...

Ya verás como todo va a salir bien.
Lo sé.

Y lo sabes.
Sácalo de tu interior, pequeña, que tienes mucho.

Ánimo, lucha y disfruta con la lucha y sus descansos.
Nadie dijo que fuera fácil.

Bueno, sí, los que no saben lo que es la vida.

Sir Alsen Bert dijo...

Joder, joder, joder, Entropía. Debes oír como grito, debes oír mis palabras, que ahora están escritas, cerca de tus oídos, escúchalas, no las oigas, haz que retumben en todo tu cuerpo, convaleciente o no, ¡resurge, levántate, ánimo, hoy puede ser un gran día, y mañana, cuando te levantes desorientada! Mira al sol y llora, juega con la vida e colócatela por montera! Es fácil, muy fácil escribir esto pero es, junto al beso que te mando, lo único que puedo hacer. E invocar a los dioses, a mi Dios por ti.

Todo pasa y se queda y se ve con los días transcurridos muy, muy pequeñito, lo bueno y lo malo. Es el zoom del pasado pero aunque nos determine, nos influya, el presente es maleable, modificable, "plastilineable". Tú y tu libertad, única e individual deciden.

¡¡Ánimo, niña!!

Enttropia dijo...

Gracias..., caray, ¿qué más puedo decir?

Africanoaf dijo...

Mi niña, ud es la mujer mas fuerte de todas las niñas de esta fantasia..., volviendo al libro de la infancia, la Emperatriz que a pesar de perder todo sabe que todo lo tiene...
La leo y siento ese fuego de vida ...,de querer vida, de ser vida...
Me alegro que haya hecho esto de contarce, a nos y creo que a ud. también.
Un abrazo de esos largos y con hombros mojados.

Gen Suicida dijo...

Me ha gustado conocer la historia y sobre todo el final.

eSquiZO dijo...

Empecemos por el principio.
Entropía.

(Del gr. ἐντροπία, vuelta, usado en varios sentidos figurados).

1. f. Fís. Magnitud termodinámica que mide la parte no utilizable de la energía contenida en un sistema.

2. f. Fís. Medida del desorden de un sistema. Una masa de una sustancia con sus moléculas regularmente ordenadas, formando un cristal, tiene entropía mucho menor que la misma sustancia en forma de gas con sus moléculas libres y en pleno desorden.

3. f. Inform. Medida de la incertidumbre existente ante un conjunto de mensajes, de los cuales se va a recibir uno solo.

Empecemos por el principio, Entropía. Gran parte de tus problemas vienen dados por una premisa errónea. El verdadero principio está sujeto en un error y su final desemboca en otro error. Auténtica paradoja, someter la medida del desorden, de la incertidumbre, de la vida a la cárcel de dos tropiezos.


entropezar.(Del lat. *interpedidre, por interpedire, tropezar.)intr. ant. tropezar.

entropía. (Del gr. ἐντροπία, evolución, retorno.) f. Fís. Magnitud física que multiplicada por la temperatura absoluta de un cuerpo da la energía degradada, o sea la que no puede convertirse en trabajo si no entra en contacto con un cuerpo más frío.

entropiezo. (De entropezar.) m. ant. tropezón.


La vida es tristeza perenne mientras la felicidad viene con fecha de caducidad.

Moraleja: El hombre es el único animal que tropieza dos veces ...
En definitiva, no pretendo consolarte con psicoanálisis baratos pero me juego mi Harley a que coincidirás conmigo en que tus energias y las mías juntas serían mas positivas y terapeúticas enfocadas a protestar contra la barbárie que se está cometiendo al otro lado de este mare nostrum teñido de sangre i petróleo mientras Europa hincha las velas del império con el viento de la hipocresía.
La única guerra, la de GILA.
BASTA DE GENOCIDIOS.

Pd: definiciones extraídas del D.R.A.L.E pag. 545 (entretejer- entusiasmar) edición 1970.

Cucho dijo...

Vaya vaya...los demonios de cada uno la verdad es que se las traen... atados con cadenas invisibles y que tiran hacia abajo para impedirnos ver la Luz. Pero tú solita estás librando tu batalla con ellos y no dudo (ni tú deberías) que acabarás con ellos. Se nos antoja a todos los “bloggers presentes” que así será, y es por algo.

Ya que uno mismo construye y derriba los muros de la soledad, de la compañía, de la tristeza, de la felicidad, de...todo. Ahora es tu momento! Es el momento de alzarte, observar y elegir aquéllo que quieras para tí. Eso sí, no permitas dejar de quererte mucho a tí misma, pues como tú nadie te querrá nunca, y además cuanto más te quieras más te querremos todos los que te conocemos.

Acaba pronto con tu guerra, ahora que la tienes ya casi ganada! Nosotros te ayudaremos soportando el exceso de “equipaje” según sea, que compartido todo pesa mucho menos. Sabías que nunca estás sola?

aprendiza de risas dijo...

Hola Entropía; gracias por visitar mi blog. Hace días que quería devolverte la visita y ya ves... pasaron muchos.
Sobre lo que escribes hoy, sólo decirte que ánimo, que la vida es una sucesión de pruebas que vamos superando, que nada pasa porque sí, que es un aprendizaje continuo, de hecho, para esto estamos aquí, para aprender. Todo lo que pasçó está bien de un modo u otro. Te sirvió, seguro. Ahora sólo hay que mirar para adelante, sin unas miras muy lejanas. Disfrutemos el ahora y todo lo que tenemos que es mucho: la vida y el amor. Hagamos un buen uso de ello.
Besitos de pleasetomeetyou

Cucho dijo...

africanoaf, desde mi sentir te expreso mi creencia que tu niña no sólo es la más fuerte sino también la más bonita de esta Historia. Que quizás el precio que tiene que pagar con dolor es exactamente el mismo que es capaz de entregar en Amor. Y quienes así viven, VIVEN en mayúsculas!

Africanoaf dijo...

Se la extraña (snif)...

Galahan dijo...

El mundo necesita su ración de entropía!

Y mi pequeño mundo, más.

Pequeño como... como... como esos muñequitos que salen en los anuncios del plus superdescuento.

;-)

Esther Hhhh dijo...

Estas batallas son siempre duras, pero eso no quiere decir que no podamos vencerlas. Después pondremos las medidas que creamos oportunas. Pero las guerreras, como tú y como yo, ante todo sobrevivimos, pues no sabemos rendirnos. Podemos cansarnos, sentirnos vencidas, caernos o tirarnos, pero sólo será un momento, el suficiente para coger aire, levantarnos y recordar al mundo que hace falta más, mucho más para vencernos...
Animo guerrera, que esta batalla es nuestra.
Besitos