sábado, agosto 12, 2006

No me gusta estar triste, lo siento, lo siento. No queria escribir siempre basura autocompasiva llena de melancolia, no queria estar siempre lloriqueando como una nina pequena porque me siento sola, y si embargo, al final siempre caigo en lo mismo. Lo siento, lo siento. Ayer estuve mas contenta. Habia recuperado mi equilibrio y paseaba por el centro de esta ciudad historica disfrutando de mi soledad y de la mirada sobre las cosas. Bebo un sorbo de mi cafe macchiato y lo saboreo. Miro un edificio con la piedra gastada como arena de playa y lo acaricio. Me hablan de civilizaciones antiguas como los etruscos y me lleno de asombro y ganas de saber para luego recordar el matrimonio Cerveteri y ponerme triste de nuevo. Pero recupero la paz. A pesar de los suenos estranos, a pesar de q estas vacaciones no son como esperaba, me esfuerzo por recuperar la paz.

Me llaman, me voy de excursion. Peccato que hoy hace un poco de frio. Tengo ganas de sol y de luz.

9 comentarios:

Esther Hhhh dijo...

Eso está mejor, sonríe, no dejes que por un momento la tristeza venza, sonríe, no pienses y vive lo que tienes... Tal vez tengas la misma suerte que yo tuve en mi escapada y consigas olvidar.. Ahora me han vuelto los fantasmas, pero al menos estuve casi dos semanas sin ellos.
Besitos

Enttropia dijo...

Gracias preciosa. La escuela de italiano ha sido una decepcion, pero supongo que aun puedo aranar un poco de alegria a mis vacaciones sardas. Me alegrais mucho con vuestros mensajes, no sabeis cuanto.

Gracias.

Esther Hhhh dijo...

Seguro que puedes... Y si no te doy, anda que... Ains. Yo aquí aburrida, pensando en irme esta tarde solita al cine, y tu quejándote de estar por ahí perdida... Te doy ¿eh?
Venga guapaaaa besitosssssss

Africanoaf dijo...

La alegria, la soledad, la tristezas, son las companias que vamos a tener siempre... Algunas vez me fui de mi ciudad escapando de mi. Y cuando llegue al puerto X que mi carrera desesperada me habia llevado...Adivinen a quien encontré, justo sobre mis pies???
No podemos esperar de esta vida una alegria constante, y seriamos muy egoistas si decimos que los malos fueron mas que los buenos tiempos..., es como en todo, lo bueno al disfrutarlo, parece corto..., pero hagamos la cuenta vale.
Abrazos, alegres abrazos desde una cara triste, pero muy muy alegres abrazos para uds.

Galahan dijo...

Son los esposos Cerveteri.
Y la sonrisa etrusca, la que tu heredaste.
Yo también siento estar triste, pero algunos momentos lo son. Será para que los felices nos marquen más.
Será por eso.

Ánimo y disfruta de esa isla inaccesible. Disfrútala por todos nosotros. Peor sería acabar en Soria.
Digo yo...

alkimista dijo...

La tristeza viaja en barcos sobre la niebla del alma, la melancolía tal vez. Los fantasmas se hacen visibles gracias a nuestras linternas viejas, nos traicionan en nuestros despistes y ese es su único poder. Mucho poder si te despistas pero poco o ninguno si atiendes bien tu camino. Hay un grupo de bailarinas y balilarines que te cosquillean los pies invitandote a sonreir y tu no estas mirando ahí donde estan. Son los duendes personales, solo tuyos y de nadie mas que siempre te acompañan, no te abandonan nunca y estan allí donde tu vayas. Esos duendes te enseñan las piedras, los rastros, las señales de la alegría pero eres tu quien debe asomarse a esa ventana. La sombra tiene la cualidad de ocultar ventanas y puertas pero tu ya sabes que siempre estan por mucho que las oculten, tu lo sabes y no debes engañarte. Se amable con tu sombra, eres tu misma, no te desgarres peleando con ella, déjala que salga navegando sobre la bruma y tu mientras tanto mira el sol, la playa, los cuerpos sensuales, la vida y participa de la fiesta...es el regalo de los duendes que no debes despreciar.

Besos bombón, no estás tan sola.

Pd. Soy bastante reticente a poner mi nick, pues sabes quien soy y me gusta jugar a escondidas por éstos lares, pero como te veo tristona, te dedico mi descubierta.

Sarita dijo...

Hola, pequeñina:
Tienes un mensaje en tu correo. Bébete ese sol y a reír que son dos días. T.Q.

Cucho dijo...

Poquito a poco...poquito a poco... ya verás cómo se te pasa. Es genial que viajes sola aunque te lleves ciertos pesares contigo. Esos no se desprenden, no. La Paciencia será tu salvavidas si la escuchas. Qué prisa tienes? Lo que hoy vives es gracias a tu soledad y eso jamás lo podrás vivir, sentir, palpar del mismo modo como ahora. Tienes una nueva percepción más íntima con todo lo que te rodea, esas sensaciones tan especiales de la arena de unos muros desgastados... son sólo posibles mediante una lenta y laboriosa transformación interior que sin duda completará estos huecos que jamás antes habías vivido y sentido. Te estás completando a ti misma, aunque duela, aunque a veces estés triste...pero cada día que pasa te preparas mejor para tu vida, sea finalmente sola o acompañada...

Absorbe todo lo que puedas y sé consciente de que eres ilimitada. Ahora no hay nada ni nadie que pueda privarte de tu nueva visión del mundo. Es tan tuya, tan personal, que sólo tú podrás saborearla “cento per cento”. Quien pueda seguirte enhorabuena, pero no eches el freno de mano ahora que vas enfilada.

Un abrazo.

Sir Alsen Bert dijo...

Lottavano, lottavano!
Entropía lottavano!